Si quieres resultados has de estar encima

Estándar

Encima de TODO.

A lo largo de estos últimos meses hemos estado trabajando duro desde JobLinker, y es lo que toca, por que si quieres resultados has de estar encima. Acabamos de comenzar este bonito camino que es montar algo desde cero y construir un negocio. Desde una idea, unos bocetos a mano en un par de folios, diseño inicial, puesta en producción,… hasta tener un NEGOCIO que es verdaramente de lo que trata todo esto.

Estamos todavía lejos de llevar las cosas al nivel que queremos, pero si algo he aprendido durante estos últimos meses es que “si quieres peces has de mojarte”, mamar el producto, vivirlo, sentirlo, mejorarlo y vuelta a empezar… sólo así se tienen más posibilidades de que las cosas acaben como uno quiere y ese  es el único punto sobre el que uno tiene control. Como me dijo un amigo hace unas semanas “lo que hay que hacer es currar y estar motivado, el resto ya no depende de nosotros”.

¿Encima de qué?

Olvídate de trabajar part-time

Yo era de los que pensaba que una startup se podía arrancar en part-time y eso es una verdad a medias… sí que es cierto que hasta cierto punto (etapas muy iniciales) puedes mantener en paralelo ambas cosas. Pero llegado un punto, por mucho que estés bien donde estás, tienes que echar toda la carne en el asador y estar cada día luchando. ¿Cómo crees que tienes más posibilidades de ganar un maratón, entrenando cada día o entrenando los fines de semana? Evidentemente la primera opción ¿no?. Pues esto es lo mismo… cuanto más tiempo le dediques, más posibilidades de mejorar más rápidamente tienes.

Internet es un entorno muy competitivo, todo crece rápido, cambia rápido y por tanto tienes que ser rápido… no puedes correr esa maratón a la pata coja, necesitas las 2 piernas a 100%

Estáte con mil ojos en tu producto

El 90% de las empresas de Internet que surgen nacen con un producto inicial y sobre ello van iterando hasta dar en el clavo. Eso es fruto de mucho trabajo pero sobre todo de estar atento a tu producto, ver los cambios que te pide, ESCUCHAR a los usuarios, etc el producto es fruto de muchos pequeños detalles que suman individualmente y conforman un TODO.

Por ese mismo motivo he aprendido también que no es bueno subcontratar el desarrollo. ¿Te imaginas montar una tienda y que otro te elija los colores? No, no, y no! Ya no es una cuestión de gustos, es una cuestión de que si otro te pinta la tienda de amarillo chillón y tu no estás ahí para ver que los clientes cuando entran salen enseguida aterrorizados por el color… nunca mejorarás nada. Quizá soy muy tajante pero creo que una empresa tecnológica sin un socio tecnológico está abocada al fracaso. Así que házte un favor (y házselo a tu proyecto) y si no lo tienes búscate un socio tecnológico, lo agradecerás.

Traza tu hoja de ruta y no te guíes por la intuición

La intuición es para los visionarios como Steve Jobs, que decía que “Muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”, al resto la intuición nos sirve poquito. Aún así, una vez “se lo enseñas” es necesario que vayas tomando decisiones por el camino y yo no se vosotros, pero yo prefiero tomarlas con datos que “al aire”. Incluso Steve Jobs era un maniático de los testing y probaba sus productos con muchísima gente, pulía pequeños detalles hasta acabar con algo simple y perfecto.

Por eso mismo es muy necesario que tu negocio esté guiado por métricas, que empieces a medir desde el principio o cuanto antes todo lo que puedas. Cada pequeño detalle que midas es un cambio que te está sugiriendo tu negocio, además, en Internet se pueden medir muchas más cosas y sacar conclusiones que en un negocio offline. ¡Aprovéchate!

En relación a eso no hay un patrón escrito… y sobre todo no te agobies. Empieza con 3 o 4 métricas clave y ve ampliándolas según vayas viendo cuales son útiles para tu negocio y cuales no. A partir de ahí, si vas midiendo, deberías ir viendo una evolución positiva… si no es que algo anda mal y te toca pivotar, plantearte posibilidades y volver a medir para ver si provoca un resultado positivo en tus métricas.

Como dicen los americanos “Fail fast”, mejor saber que algo anda mal y mejorarlo que la ignorancia ¿no crees?

Échale horas

Pero no horas por luego vacilar y decir a tus amigos “buf, tengo un montón de trabajo” cuando realmente te pasas horas delante de Facebook. Las horas que hagas aprovéchalas al máximo, cada segundo… y si te toca trabajar el fin de semana unas horas o quedarte hasta tarde, pues es lo que has elegido así que hay que apechugar. Al final, todas las personas cercanas a mi que han tenido éxito ha sido fruto de muchísimo trabajo, nadie les ha regalado nada y les ha tocado currar como campeones. Así que de pelotazos… nada de nada.

Los éxitos sin esfuerzo no existen, y si suceden no sabes por qué, no dependen de ti y por tanto tan pronto como vienen se van… ¡cúrratelo! no pierdas la fe y visualiza tu meta, tu fin, el por qué estás haciendo lo que haces… para que cuando creas que no tienes más fuerzas para seguir pegues ese último empujón.

Hay que ser cocinero antes que fraile

Soy de los que piensa que desde el principio, por mucha inversión inicial que puedas tener en tu proyecto o recursos o lo que sea, los fundadores son los que se han de implicar en el proyecto al 100% y han de hacer TODAS las tareas. No quiere decir que te conviertas en el hombre orquesta, ni que no contrates gente para crecer más rápido,… lo que creo es que mejor que hayas vendido antes de vender, mejor que hayas sufrido la escalada de tráfico y los problemas que ello conlleva, atendido directamente a las quejas de tus usuarios, etc

Hay partes del negocio que son responsabilidad 100% del emprendedor, son su core, y sobre esas ha de empaparse y lucharlas en el campo de batalla. Una vez tengas claro el patrón a seguir ya tendrás tiempo de contratar a alguien…

…y nunca acaba

No hay que dormirse en los laureles. Ya lo dicen, emprender es una maratón, así que no hay que parar de innovar, mejorar métricas, mejorar la usabilidad, crecer en clientes, etc

Anuncios

Mimando cada detalle de tu producto

Estándar

Lo reconozco, soy un friki de los detalles y un apasionado del producto. Pienso que, pese a que un buen producto no garantiza un buen negocio, si que es un pilar fundamental… si no hay un muy buen producto ni efecto “wowness” empezamos mal.

Me atrevería a decir que casi el 100% de la buena o mala acogida de un buen proyecto web está en esos pequeños detalles que acaban haciendo que al final el usuario se decante por una opción o por la competencia; o incluso por no usar esa web si es que no tienes competencia alguna. Todo el mundo está saturado de nuevos productos que salen al mercado, nuevas aplicaciones que te van a hacer la vida más fácil, nuevas redes sociales,etc y el primer escollo que tienes que lograr (y no tienes mucho tiempo) es que:

  • Alguien entre a tu web (o APP) y le quede claro para que le va a servir y para qué no. ¿5 segundos?
  • Si encajas con lo que busca y ya sabe de que va, empieza a trastear… Como le falle o no cumpla las expectativas que esperaba: “adios, muy buenas”. ¿30 segundos-2minutos?
  • Llegado a este punto, y si has superado los 2 puntos anteriores, van a tener más confianza en ti… demuéstrale que eres digno de esa confianza!
  • Si has superado el punto anterior tengo un mensaje para ti: “que tu producto sea útil, práctico y fiable” no implica que lo vayan a usar todos y cada uno de los días, y mucho menos siempre. No te duermas en los laureles!!

En cada uno de estos puntos te lo juegas todo a cara o cruz así que es importante mimar cada detalle. Ahora dirás: “muy bien, me ha quedado claro… pero cuéntame qué es para ti eso”.

  • Homepage con mensaje muy clarito, cristalino… propuesta de valor y mensajes muy claros. 1 o 2 frases como mucho. Si lo acompañas de un vídeo mejor (cortito, 1 minuto como mucho)… yo prefiero ver un vídeo de 1minuto que leerme un quijote de 2 párrafos. En éste punto calidad es mucho mejor que cantidad y si ves que no puedes explicar de qué va tu web con 2 frases lo tienes complicado (¡estrújate el cerebro que algo saldrá seguro!). No te preocupes, si la gente quiere obtener más información ya se la darás… pero más adelante.
  • Producto bien testeado “por dentro y por fuera”. Cuando hablo de “por fuera” me refiero a lo que se ve… “cuando hago click aquí ¿me lleva a dónde esperaba? ¿esta pantalla devuelve la información qué toca o es errónea? ¿por qué creo que puede ser errónea y cómo sería correcta?” . Cuando hablo de “por dentro” me estoy refiriendo al código puro y duro (“¿cómo hace para sacar esta información?, ya está todo funcionando pero si cambiases esto y aquello quedaría mucho más fácil cuando lo tenga que volver a tocar, etc). Es tan importante una cosa como la otra…tu usuario entiende de la 1ª, pero como te descuides en la 2ª te puedes encontrar manteniendo un dinosaurio imposible de gestionar
  • Cuando ya tienes tu “producto” la parte técnica pasa a 2º plano y empieza la parte emocional. ¿Sabías que tu web habla por si sola? Los colores, el tamaño de las fuentes, la colocación y estructura, el número de pasos que tienes que hacer para lograr tal o cuál acción, etc ¿Verdad que no te sientes igual cenando en el “Bar Pepito” que en cualquier “restaurante chic”? pues eso es fruto de la atención de los camareros, del colorido y ambientación del lugar, la iluminación, la presentación y sabor de los platos, etc Detalles que pueden o no pasar desapercibidos a tus sentidos pero que tu subsconsciente procesa y hace que salgas de un restaurante con la sensación de “aquí no vuelvo” o “hay que volver por aquí más a menudo”.
  • Release Early Release Often. No te enfrasques en ir preparando la “megaentrega” de nuevas funcionalidades. Lo recomiendo por 3 motivos:
    • Es muy importante medir así que… si haces muchos cambios no relacionados a la vez va a ser complicado que sepas por qué ahora “conviertes” más
    • Mejor ir dando nuevas cosas cada poco tiempo que hacer a la gente esperar. Admitámoslo: somos impacientes
    • El proceso de aprendizaje sobre tu negocio, lo que demandan tus clientes, etc es iterativo. Entonces ¿para qué esperar a tenerlo todo si cuando lo tengas va a estar desactualizado o no va a ser coherente?

De la importancia de mimar cada uno de estos puntos va a depender que puedas arrancar con la seguridad y tranquilidad de que has hecho un producto lo mejor que podías; sin perder de vista que eso sólo es el punto de partida de un producto cada vez mejor.