Empezar con poco dinero (o con el mínimo necesario)

Estándar

Vaya por delante antes de empezar a leer este post que nunca he dedicado tiempo a buscar financiación, lo que no implica que pueda tener una opinión propia sobre el porqué creo que es mejor empezar con poco dinero (o con el dinero mínimo imprescindible)

Me lleva a escribir este post una reflexión que llevo haciéndome algún tiempo y me gustaría compartir con vosotros. Si vemos actualmente el panorama de las startup en internet en España o en USA/Europa veremos que cada día se habla de nuevas rondas de financiación y eso es una muy buena noticia para el sector puesto que da un indicador de que hay gente dispuesta a invertir y que dinero hay para buenos proyectos que lo demuestren. Ahora bien, también veo startups en fases muy muy prematuras o incluso proyectos que todavía no han visto la luz que se “inflan” con valoraciones de $41M o por el estilo, sobre todo en USA donde los inversores van como locos por pillar el “nuevo Facebook” o el “nuevo Twitter” y pegar el pelotazo del siglo. Estas cosas creo que sólo pueden explicarse por un equipo inicial muy potente o unos fundadores que ya hayan cosechado muchos éxitos en su pasado fruto de una buena ejecución, si no no lo entiendo.

El hecho de construir una startup desde cero es un proceso muy “artesanal” y rara vez las previsiones se cumplen yo lo veo más como un proceso iterativo de aprendizaje que, partiendo de un punto inicial y unas suposiciones iniciales,  se tranforma en un proyecto que funciona muy bien y factura tras varias iteraciones (filosofía Lean Startup). Además, el proceso de startup a empresa se enfrenta a 4 puntos clave que pueden mandar al garete tu proyecto:

  • validar mercado. ¿hay mercado para tu idea?, es decir, ¿hay gente dispuesta a pagar por usar tu producto?
  • validar producto. ¿lo que has construido se ajusta a las necesidades del mercado?
  • optimizar/escalar procesos. una vez que los anteriores van “rodados” llega el momento de escalar esos procesos y optimizarlos para reducir costes al máximo
  • escalar infraestructura. con los procesos optimizados llega el punto de “jerarquizar” u organizar la empresa ajustada a esos procesos definidos

Si nos fijamos los 2 primeros puntos pueden hacerse “sin dinero” o “con muy poco dinero” mientras que para los 2 últimos va intrínseco la necesidad de dinero (sobre todo para el último). Sólo hay un caso en que sí que creo es necesario empezar con mucho dinero: cuando tienes un competidor “potente” que es líder en su mercado, los procesos y el negocio están muy bien definidos y claros,  la gran masa de clientes usa a ese competidor y tienen muy claro como funciona ese negocio (no necesitas evangelizar). El ejemplo claro es Groupon, si quieres competir con ellos tienes que “dejarte la pasta” para conseguir quitarles porcentaje de mercado.

Salvo casos similares, creo que es necesario empezar con poco dinero (o con muy poco) por lo siguiente:

  • El dinero no asegura el éxito de un proyecto. El éxito de tu proyecto viene determinado en gran parte por los 2 primeros puntos.. que exista mercado dispuesto a pagar y que tu producto resuelva lo que ese mercado demanda. El dinero debería servir únicamente para la “travesía del desierto”, que es el tiempo que tarda tu proyecto desde que arranca hasta que entra en break-even. Posteriormente, con los dos primeros puntos funcionando necesitarás dinero para captar clientes , pero no al principio.
  • Para conocer el mercado hay que “arremangarse”. Como líder de un proyecto nadie mejor que tu debería conocer cuales son las palancas que mueven ese negocio. En ese sentido me gustó mucho una frase que dijo Raúl Jiménez (CEO de minube.com) en Iniciador Mallorca: “yo nunca mando hacer nada a nadie que yo no haya hecho antes” y es clave. ¿Cómo vas a mandar vender a alguien si tu no sabes como hay que vender a tus clientes? Nuevamente, lo que necesitas es tiempo, no dinero.
  • Muchos proyectos no son invertibles. Como dicen conocidos bussiness angels como Rodolfo Carpintier, se pasan gran parte de su tiempo convenciendo a emprendedores que los proyectos que presentan no son invertibles. Si un inversor mete dinero en tu proyecto quiere multiplicar su dinero lo máximo que pueda. El proyecto es tuyo, es tu sueño y tu meta: no la suya.
  • Inspira confianza. Cuando vayas a buscar inversión, el hecho de que hayas invertido tus propios ahorros o te hayas buscado la vida para conseguir el dinero que has ido necesitando creo que es una muy buena señal. Los inversores imagino que pensarán: “mira, se lo está tomando enserio y no le ha frenado el arrancar sin apenas dinero. éste si que tiene un buen par de cojon***
  • Te diluyes menos. Cuanto más rodado vaya tu proyecto y más hayas conseguido demostrar que funciona, más alto podrás valorarlo y menos se diluirá tu porcentaje de participaciones en la empresa.
  • Menos tienes, menos gastas. Si tienes más dinero del que necesitas, y aunque no seas un derrochador compulsivo, corres el riesgo de gastar sin cabeza. Hay que gastar dinero, claro que sí, pero hay que saber bien en que gastarlo. El hecho de no tenerlo hace que te tengas que “buscar la vida” y que mires cada céntimo que gastas porque en ello te va la vida.
  • Lleva mucho tiempo. Todos los emprendedores a los que he oído hablar sobre búsqueda de financiación coinciden en que lleva mucho tiempo buscarla (mucho más del previsto). Coincido con François Derbaix cuando dice algo así como: “el tiempo que pierdes buscando financiación lo deberías dedicar a construir un buen producto. luego, cuando llegue el momento y tengas un buen producto ya la buscarás”

¿Vosotros qué opináis al respecto? ¿créeis que me equivoco? ¿creéis que tengo parte de razón? me interesa mucho conocer vuestra opinión.

Anuncios

7 comentarios en “Empezar con poco dinero (o con el mínimo necesario)

  1. Creo que tienes mucha razón con una “anotación”: no creo que empezar con poco dinero excluya la financiación.

    Precisamente por lo que comentas sobre que “muchos proyectos no son invertibles”, cada proyecto debe tener una viabilidad económica clara y tiene que poder funcionar “solo”.

    La financiación debería ser un extra para hacer las cosas más rápido y, en las fases iniciales, disminuir las distracciones (conozco a bastantes casos de gente que dejó su trabajo “para emprender” y acabó trabajando como freelance… primero poco para cubrir costes, luego un poquito más, luego como forma de vida…).

    Si para empezar tienes que convencer a alguien de que te pague tu sueldo y el de tus empleados, es más difícil (pero conozco casos, no es imposible)

  2. ivandebenito

    Exacto Abel! Poco dinero no implica que no arranques con dinero.

    Respecto a lo de “invertibles” dependerá del inversor y de por cuanto quiera multiplicar lo que pone pero a lo que me refiero es a que no sirve que le propongas un negocio que te va a dar un muy buen porvenir a ti y a los tuyos y un sueldazo cada mes (por mucho que vaya solo)… si no que tiene que ser un negocio “millonario” por llamarlo de algún modo.

    La financiación sirve para “correr” como tu bien dices, pero creo que es mejor correr sabiendo hacia donde corres, y eso, hasta que no tienes los 2 primeros puntos (mercado y producto) rodados puede conducir a errores de “en qué gastas el dinero”.

    Gracias por tu aportación! 🙂

  3. Tienes razón. No se necesita mucho dinero para empezar un buen proyecto.
    En mi opinión se necesita sobre todo una buena dosis de conocimiento y ambición.
    La mayoría de los proyectos en los q estoy involucrado no he necesitado mas que 2000 euros y todos hasta ahora me están generando buenos ingresos.
    Antes de empezar un proyecto me paso horas y horas analizando la competencia, intento sacar sus puntos buenos y débiles.
    Yo creo q el gran fallo de muchas startups está en el equipo que en muchos casos tienen las mismas capacidades (todos webmaster o todos en marketing). Pués en mi opinión hay q tener un equipo que se complemente bien y que todos vayan en el mismo rumbo. No hay nada mas demotivador q ver a alquien de tu equipo q sólo curra 5 horas a la semana mientras tú le metes 80. Yo he aprendido de este fallo.

    Ahora si me meto en un proyecto lo hago yo mismo y lo q no se hacer lo contrato, por lo q me ahorro tiempo/esfuerzo y mucha pasta.

  4. También pienso que es posible emprender con “low cost”, sólo se necesitan muchas ganas y una buena idea con la que trabajar.
    Lo que si me parece más importante es contar con un buen equipo y a ser posible multidisciplinar como ha comentado Roberto.
    La verdad, me parece muy duro emprender en solitario….siempre hay momentos en los que necesitas al menos desahogarte.
    Por mi parte, esoy desarrollando un proyecto junto a dos de mis hermanos que esperamos lanzar en septiempre….. supongo que como todos tenemos “fe ciega” en él… pero estamos algo “acojonados” por ser nuestro primer intento.
    Os dejo nuestra experiencia y vivencias desde que empezamos en el link

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s