Si volviera a emprender…

Estándar

Hay que tenerlo claro: si arrancas cualquier proyecto personal/empresarial corres el riesgo de que no funcione y mucho más si es tu primera vez. Eso sí, durante el camino vas aprendiendo de los aciertos y de los errores y eso son conocimientos que si no te hubieras puesto manos a la obra, aunque te hubieras leído veintemil libros sobre tal o cual tema, no habrías adquirido.

Cada proyecto es un mundo y supone una “vuelta a los inicios” pero las experiencias de tu pasado te sirven de guía (o deberían) para no caer en los mismos errores.

Dicho esto, y teniendo en cuenta que zampalo.com es mi primer proyecto ahí van unos cuantos consejos que haría o repetiría si volviera a empezar un nuevo proyecto en internet.

Usar un framework

Creo que para un proyecto de internet es vital el tiempo de ejecución y desarrollo de tu web. El que los tiempos de desarrollo se te disparen es un problema si quieres “correr” a la misma velocidad que tu competencia.

Además tu web es lo que la gente va a usar para comprarte, para comunicarse contigo, para consultar, etc En definitiva, tu web es tu imagen y lo que la gente ve y percibe así que es muy importante cuidarla, optimizarla, retocarla,… Para ello veo muy importante el uso de frameworks bien sean propios o bien sean una solución estándar de los múltiples frameworks que hay para el desarrollo web.

En ambos casos lleva una fase de adaptación a la metodología y forma de trabajo (quizá más en el segundo caso que en el primero) pero a la larga, si quieres hacer las cosas medianamente bien y quieres tener un código mantenible es la mejor opción. Llegados a este punto debes valorar si te merece la pena desarrollar uno propio (por cuestiones de rendimiento, porque los existentes no te ofrecen lo que tu buscas, porque te ofrecen más de lo que tú necesitas y no necesitas meterte en más jaleos,…) o bien usar ya uno existente (teniéndote que adaptar a la forma de trabajo del propio framework pero a cambio beneficiándote de las mejoras, plugins, etc que va aportando la propia comunidad).

En mi caso me decanté por Symfony principalmente porque me pareció de los más completos y porque de los frameworks que hay en PHP me pareció el que tiene la comunidad de desarrollo más activa.

Inicialmente puedes tener una curva de aprendizaje grande, pero a la larga, usando una opción u otra lo que consigues es que los pequeños retoques que tendrás que ir haciendo a posteriori o los siguientes desarrollos no se te compliquen y sean más sencillos. Y eso, créeme, es una gozada 🙂

Saca una versión cuanto antes

Release early, release often. Saca una versión de tu producto cuanto antes, deja que la gente ojee, juegue, pruebe,… pero sobre todo ten claro lo que es imprescindible para esa versión y lo que puede ir en la siguiente.

Muchas veces nos ofuscamos y cegamos con que “ese cambio” tiene que ir para la próxima versión y a veces dejas al margen cambios que quizá serían más prioritarios por incluir otros. Para conseguir ésto tiene sentido ver el producto como algo global y en lugar de centrarte en funcionalidades concretas verlo como un todo, ver que objetivos queremos cubrir con esa versión y ver las funcionalidades que implica desarrollar.

Por ejemplo: si lo que realmente quieres es que tus usuarios cuanto antes puedan consultar los lugares de comida a domicilio que hay en palma deberás desarrollar una funcionalidad para hacer las búsquedas, una pantalla para mostrar los resultados y otra pantalla en la que salgan los datos básicos de un restaurante. Y punto. El que puedan opinar sobre esos restaurantes es una funcionalidad que, si bien puede ir en ese desarrollo, es mejor posponer ya que tu objetivo en ese momento no es ese.

Cuida mucho el SEO

Desde el momento O debes tener claro como te va a encontrar la gente en Google y que cada página de tu sitio vaya en consonancia con ello.

No puedes tener un sitio web que trate sobre comida a domicilio y que el título, palabras clave, enlaces, etc de tu sitio hablen sobre “navajas suizas” o sobre “el día del juicio final”. A parte de lo anterior (obvio) a medida que vas avanzando y vas viendo que tipo de visitas vas recibiendo es ir jugando un poco con variantes sobre como te buscan y viendo que algunas opciones son mejores que otras y algunos cambios te perjudican y otros te benefician.

No estoy diciendo que vayas haciendo cambios drásticos con el método de prueba-error, ni mucho menos, si no que hay pequeños retoques que se deben de ir haciendo y que irás viendo sobre la marcha. Recomiendo leer algún libro sobre SEO para que aunque no seas un gurú (como yo, que no tengo mucha idea) tengas claros algunos conceptos y te ayude a aprender un poco más sobre como funciona y como debes orientar tu web para mejorar en este aspecto.

Ten claro que para valorar estos cambios no puedes medirlos de inmediato pero si que te irás dando cuenta porque vas viendo una evolución más o menos constante en el tiempo.

Mi último consejo al respecto es: no hagas muchos cambios de golpe. Si por lo que sea acaba beneficiándote no sabrás cual de todos (o cuales) han resultado beneficiosos. Si por el contrario te penaliza… amigo, tienes un problema.

Cuida mucho la usabilidad

Si aterrizan en tu página (con lo que cuesta que lleguen) y no saben como usar tu página… ahí si que tienes un problemón y de los gordos. Lo primero (el SEO) te puede ayudar a atraer visitas, ahora bien, si las pierdes poco futuro le espera a tu página.

La gente necesita saber sin ningún tipo de ayuda como “funciona” tu sitio porque si ha llegado y no sabe como usarlo se largará y es más que probable que no se lleve un buen recuerdo. Al respecto recomiendo que leas el libro “Don’t Make Me Think” y que a la hora de diseñar las diferentes partes de la web tengas claro:

1 – El usuario “ha caído” en tu página web y no tiene porque saber dónde está ni de que va tu sitio. Déjaselo claro, indícale claramente dónde está, que puede hacer, a dónde puede ir y como puede ir. Intenta revisar todas tus pantallas y hazte esos planteamientos. Si no puedes responder a alguna de esas preguntas replantéalo para que tenga respuesta.

2- Escucha las críticas o las sugerencias. Cuando estás diseñando una página tu ya sabes como funciona, lo que hay que hacer y que después de este paso hay que hacer este otro y luego ese otro… pero la gente corriente no tiene por que saberlo. Al respecto va muy bien hacer “tests de usabilidad” con diferentes categorías de personas: gente que usa bastante internet, gente que usa menos internet, gente que apenas usa internet. Sobre esos resultados ves los “puntos flacos” o que no quedan claros y planteas cambios.

Anuncios

Un comentario en “Si volviera a emprender…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s